Método Educativo

El Escultismo es un movimiento educativo para jóvenes fundado en 1907 por Baden Powell. Este movimiento consiste en un sistema de auto educación progresiva con una metodología adaptada a cada una de las etapas psico-evolutivas del desarrollo del individuo; considera que la educación lo es todo y trabaja por un mundo mejor, más justo y solidario, por el cuidado del medio ambiente, el respeto a los derechos humanos y el entendimiento entre las personas y los pueblos.
Para ello, utilizamos el Método Scout, que tiene bien definido la persona que pretende conseguir: una persona integrada y dinamizadora de la sociedad, que conozca y conserve lo suyo y cambie aquello que es nocivo para la misma. A través del tiempo libre, formamos a niños y jóvenes en varios planos: social, psicológica, intelectual, emocional y espiritualmente.

Nuestro método educativo se basa en la acción, la responsabilidad y la confianza:

Educación en valores: El joven establece libremente un compromiso consigo mismo (para superarse y adquirir responsabilidades), un compromiso con los valores propios que defiende el Escultismo a través de la Ley y la Promesa Scout y un compromiso con los demás para “dejar el mundo en mejores condiciones de las que lo encontramos”. En definitiva, adquiere una responsabilidad social, personal, ética…

• Aprender haciendo: La educación por la acción. El aprendizaje se hace a través de la observación, la experimentación y la actividad personal, permitiendo a los participantes realizar acciones por sí mismos y adquirir experiencias personales. Mediante el juego y los proyectos experimentan, imaginan, sueñan, proyectan, crean…

• La vida en pequeños grupos: A través de un pequeño grupo se consigue que los jóvenes identifiquen de una manera más clara los objetivos de las actividades y se posibilita la participación, el aprendizaje y la asunción de responsabilidades. Así se crea un espacio educativo y de confianza en uno mismo privilegiado para crecer y desarrollarse.

• Con la ayuda de adultos: La presencia de un adulto ayuda a descubrir, facilita el diálogo y la cooperación consiguiendo que el grupo dé lo mejor de sí mismo.

• La asunción de responsabilidades: La vivencia de la participación en diversas actividades, asumiendo responsabilidades consigo mismo y con el grupo, ayuda al establecimiento de un compromiso personal libremente aceptado, en el que se basa el éxito del equipo.

La formaciónautogestionada: El joven participa en su propio proceso de desarrollo, que en el Programa Educativo Scout se divide en tres etapas: integración, participación y animación.

 • Unos programas progresivos y atrayentes: La presentación de técnicas atrayentes que se aprenden ejecutándolas, permite estimular el desarrollo de las aptitudes, motivar una futura vocación y colaborar en la formación de la persona, aportando la seguridad que implica el manejo de una destreza.

• El contacto con la naturaleza: La naturaleza es el marco por excelencia donde el Escultismo realiza sus actividades. Es una de las características propias de este movimiento educativo juvenil. El descubrimiento de la naturaleza estimula la creatividad, crea vínculos entre los miembros del grupo, favorece la comprensión de la vida en sociedad y permite valorar la vida sencilla y los ritmos naturales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s